lunes, 5 de enero de 2015

La OTRA Mejor Novela del 2014


Hace tres semanas, cuando escribí mi lista de mis novelas favoritas del 2014, sabía de antemano que había un libro en particular que debí haber leído antes de publicar la lista. (No me culpen a mí, sino a Amazon). Si son lectores de ciencia-ficción es imposible que no se enteraran de la aparición de THE THREE-BODY PROBLEM de Cixin Liu. Una novela de CF desde la mismísima China. Una novela que llegó con tanto bombo y platillo que era difícil ignorarla. Varios amigos y colegas blogueros cuya opinión respeto habían quedado fascinados. Ahora que finalmente la he podido leer, ¿es justificada toda esta fanfarria? ¿La habría incluido en mi lista? La respuesta (como siempre) es sí y no.
 
 

Paso por paso. Un poco de contexto quizá ayude: En China aparentemente existe una tradición literaria de CF bastante fuerte, tan nutrida como la industria fílmica en India, pero por obvias razones a Occidente nos ha llegado muy poco de este abundante material (igual que tampoco nos llegan muchas de esas pelis de la India). Esto parece que está a punto de cambiar con la llegada de Cixin Liu, el autor más exitoso de CF en China, como su primer embajador. De Cixin Liu yo conocía poco, lo admito. Un manojo de cuentos y nada más. Relatos que mostraban una imaginación pasmosa y, quizá más importante, diferente a lo que estamos acostumbrados a leer. Me habían gustado bastante así que  —a pesar de toda la publicidad que recibió la publicación en ingles de este libro, cosa que usualmente me choca—  me animé a comprar su novela.
 

Primero que nada, debo decir que el comentario de Kim Stanley Robinson de la portada es muy apto, y logra encapsular el atractivo de este libro: “…familiar but strange all at the same time”. Este es el atractivo de autores de otras culturas, por supuesto. La trama puede ser similar a algo que hemos leído antes, pero filtrado a través de un prisma que lo convierte en algo vagamente diferente (aun cuando a veces no podemos señalar lo que lo hace distinto). No quiero hablar mucho sobre la trama en sí, pero digamos que hay un Primer Contacto y si alguien ha leído el cuento “Luminous” de Greg Egan y recuerda quedar maravillado ante el concepto de una invasión de teoremas matemáticos (sobre todo en su secuela “Dark Integers”) es muy posible que van a acabar leyendo este libro con una sonrisa en la cara. En efecto, se trata de una de las “invasiones” más originales que me ha tocado leer. Por casualidad en esos dos relatos también existía un plano de realidad donde las leyes de la aritmética no son universales, de la misma manera que aquí hay un mundo donde las leyes “universales” de la física no son constantes. Cixin Liu es un autor de CF Dura, igual que Egan, así que como podrán imaginar nada de esto es mero detalle cosmético. Hay además una trama paralela que ocurre en un juego virtual cuya importancia no es muy clara sino hasta la mitad del libro, pero que pronto se convirtieron en mis partes favoritas. Estos capítulos, a pesar de ser a veces herméticamente crípticos, me recordaron las escenas en el “manual interactivo” de la pequeña protagonista en THE DIAMOND AGE de Neal Stephenson que en mi caso es la mejor posible comparación.


Habiendo dicho todo esto, el libro no es perfecto. Ni cerca de serlo. No estoy seguro si es la traducción, pero los diálogos de los personajes tienden a saltos de lógica extraños. Pasan de la A a la B… a la M, si me entienden. Los personajes en sí no están muy acabados (algo que no es fuera de lo común en escritores de CF Dura), sobre todo los masculinos (detalle que por otra parte es un defecto muy original, tomando en cuenta que Cixin Liu es hombre). Ya que menciono la traducción, los gringos han hecho gran alharaca por el trabajo de Ken Liu como traductor e inclusive han puesto su nombre en la portada, al lado del autor, algo que sería impensable aquí en Latinoamérica. Todas las reseñas lo mencionan. Los gringos no están acostumbrados a leer traducciones, claro, o inclusive a ver películas con subtítulos, así que quizá esto explique su asombro. En lo personal me pareció una traducción aceptable y nada más. Es obvio que Ken Liu estaba más interesado en transmitir el mensaje que en traducir directamente las palabras. O por lo menos quiero creer esto, de lo contrario la prosa de Cixin Liu es muy simplona. (Por otra parte la mayoría de autores best-sellers tienen prosa muy simple. Ahí radica gran parte de su éxito). Sería muy interesante poder leer alguna traducción al castellano  —con el éxito de ventas de la novela asumo que es inevitable que salga en español inminentemente—  no de la traducción en ingles de Ken Liu sino directo del original de Cixin Liu y hacer una comparación.
 

Un pequeño comentario de índole personal: Cuando yo estaba en la universidad me fascinaban las novelas sobre China, desde libros muy respetados como el PEKING de Anthony Grey (sobre la Gran Marcha de Mao y la Revolución Cultural), hasta libritos baratos como TAI-PAN de James Clavell. Por un tiempo inclusive consideré irme a trabajar y hacer mi carrera en Hong Kong. Todo esto para aclarar que las Notas del Traductor que usa Ken Liu para explicar algunos detalles históricos no fueron muy necesarias (y otras son tan triviales que no les vi el caso) mientras que las Notas del Autor son particularmente bizarras (como esa donde nos explica a qué cuento de Asimov se refiere un personaje). Por supuesto, asumo que resultaron de mucho interés para la mayoría aun cuando en mi caso fueron más bien una ligera distracción.

Entonces pues, ¿es THE THREE-BODY PROBLEM  mi novela favorita del 2014? La verdad no. Si soy muy honesto creo que prefiero las novelas cortas de Cixin Liu que mencioné arriba (la mayoría disponibles para el Kindle en Amazon por precios muy económicos), que creo es su formato ideal. Lo mismo me ocurre con otros autores de CF Dura que dan mayor énfasis a las ideas que a los personajes. Por otra parte no me queda duda que definitivamente la habría incluido en mi post anterior de haberla leído a tiempo. Por pura casualidad solo mencione cuatro novelas la vez pasada así que puedo decir con total honestidad que THE THREE BODY PROBLEM está en mi Top 5 del año.